ESTABILIDAD, FIABILIDAD Y ROBUSTEZ

La singular conexión protésica CONELOCK es uno de sus hechos diferenciales más sobresalientes y aporta gran confianza de estabilidad y mantenimiento de las rehabilitaciones protésicas sobre estos implantes a largo plazo.

Gracias a la precisión de esta conexión, el conjunto implante-pilar tiene un comportamiento monobloque muy robusto, tal y como si no existiese conexión alguna. Al no existir micromovimentos, se asegura una unión estable y fiable obteniendo una óptima transmisión de las cargas oclusales siendo, por tanto, lo más parecido al comportamiento del diente natural.

SELLADO BACTERIOLÓGICO

La conexión CONELOCK de Eckermann proporciona un cierre mecánico totalmente hermético, consiguiendo un sellado perfecto implante-pilar que, a modo de barrera, evita infiltraciones de micro-organismos que puedan ser causa de perimplantitis, proliferación de bacterias y olores desagradables en la boca del paciente.

Estudios universitarios han comprobado la total estanqueidad de esta conexión protésica, avalando la inexistencia de filtraciones bacterianas (**)

(**)Estudio para la Evaluación de la microfiltración y ajuste en un nuevo concepto de conexión implantológica./ref.AB-15-DO-06.Dra.Mireia Pato; Dr.Lluis Giner; Dr. Óscar Figueras. Universitat Internacional de Catalunya.

REVERSIBILIDAD

CONELOCK aporta una perfecta fijación implante-pilar con un comportamiento monobloque, fiable y duradero. Sin embargo, el diseño de su geometría permite retirar las prótesis, en caso de ser necesario, de una manera sencilla y sin complicaciones, lo que abre una nueva puerta a las soluciones protésicas, además de un considerable ahorro de tiempo y costes